(Foto: Cortesía)

La Cancillería venezolana emitió este sábado un comunicado en el que rechaza el pronunciamiento hecho por el Departamento de Estado de Estados Unidos el pasado 18 de julio en relación a las medidas tomadas por la Asamblea Nacional Constituyente, dominada por el madurismo e instalada a partir de unas votaciones que fueron tildadas de irregulares.

El comunicado de Venezuela indicó que el pronunciamiento de Washington es una “injerencia en los asuntos internos venezolanos” y viola los “propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y de las normas del derecho internacional”.

En este sentido, denunció “ante la comunidad internacional la campaña de desinformación adelantada desde los grandes centros de poder mediático con el fin de socavar una vez más la paz y la estabilidad social de la nación”; y repudió “la nueva amenaza del imperio estadounidense respecto de la imposición de nuevas sanciones económicas y
diplomáticas” a funcionarios vinculados al régimen de Nicolás Maduro. Muchos de ellos han sido afectados por sanciones de Washington por violar derechos humanos o por su vinculación con el narcotráfico.

En torno a las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que infirió sobre la posibilidad de una intervención militar en Venezuela, la Cancillería señaló que estas son “amenazas aberrantes”.

Todo esto, lo calificó como un “cuadro de agresiones estadounidenses sistemáticas y planificadas, que van en
claro detrimento de los principios que rigen las relaciones (…) entre los Estados”.

Según el Estado venezolano, Estados Unidos estaría utilizando como “brazo ejecutor a una minoría de
países conjurados en el autodenominado Grupo de Lima” para avanzar en “su plan expansionista de agresión militar e intervención” contra Caracas.

Un grupo de países de América Latina más Estados Unidos rechazaron esta semana la nueva Asamblea Constituyente y seguirán considerando al Parlamento, controlado por la oposición, como el único órgano legislativo.

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, aseguró este sábado durante una reunión con el cuerpo diplomático en Caracas que el Ejecutivo ha convocado una reunión con los países “que apuestan por el diálogo”, en contraposición al grupo de países reunidos en Perú.

“Un grupo de países hermanos ha decidido acoger la propuesta del presidente Nicolás Maduro y a iniciativa de esos países se convocará una reunión al más alto nivel de nuestros gobiernos, de todos los actores internacionales que han apostado por el diálogo en Venezuela y que han dicho en comunicado y pronunciamientos que quieren que la solución en Venezuela sea mediante el diálogo entre las partes”.

PanaNoticias / VPItv

Anuncios