(Foto: Cortesía)

Cuando Juan Apodaca con un imparable igualó el encuentro a cuatro carreras en el sexto inning, el veterano Luis Jiménez no dudó llamar a Luis Domoromo para darle algunos consejos, vaticinando que tendría un gran turno durante el compromiso. Pues, no se equivocó, el jardinero, como emergente, conectó sencillo remolcador en la parte alta del octavo inning y Caribes de Anzoátegui derrotó, 5-4, a los Navegantes del Magallanes, en el Estadio José Bernardo Pérez.

“Me dijo que me preparara, que algo le decía que alguno de los dos iba a tener un gran turno en el juego”, comentó Domoromo, quien le ganó la batalla al lanzador Edgar Ibarra con indiscutible, luego de llevar el turno a la cuenta de tres bolas y dos strike. “Sabía que me iban a trabajar con slider y realicé el ajuste en busca de una buena conexión”.

Magallanes dejó en tres sus victorias seguidas, mientras que Caribe sacó dos importantes triunfos, incluido uno en la víspera contra Tigres de Aragua, antes de encarar una serie de tres compromisos en Maracaibo, incluido en tradicional Juego de La Chinita el próximo sábado.

“Esta victoria la disfrutamos mucho porque nos toca un largo viaje hasta Maracaibo. Ganar en Maracay y Valencia nos da un plus para enfrentar a las Águilas”, expresó Domoromo.

El partido significó la octava victoria en la carretera para unos orientales que tuvieron un pésimo record de visitante en el inicio del segundo mes de temporada, al caer en cuatro de los primeros cinco compromisos. Además, es la séptima victoria en los últimos 10 desafíos.

“Para nadie es un secreto que comenzamos lento pero poco a poco hemos ido engranando, se suman nombres importantes y el pitcheo comenzó hacer el ajuste”, concluyó Domoromo.

La victoria se la acreditó el derecho Mayckol Guaipe (4-2), en gran labor de 1.2 inning, con dos ponches; perdió José Ruiz (1-2), mientras que Andrés Santiago logró su segundo juego salvado de la zafra, a pesar de aceptar par de imparables en el noveno inning. (EU)

Anuncios