(Foto: Cortesía)

“Venezuela no depende de un embargo petrolero de Estados Unidos. Ni hoy, ni mañana. Si ellos tomaran un tipo de medidas extra, como las que está pidiendo la derecha venezolana y el diputado Julio Borges en contra del petróleo venezolano, ya nosotros responderíamos. Y humildemente digo que no nos quedaríamos de brazos cruzados: Venezuela tiene mercados internacionales para su petróleo y nosotros agarraríamos nuestros barcos y nos iríamos a otro destino”.

De esta manera se expresó en rueda de prensa a medios nacionales e internacionales el presidente de la República, Nicolás Maduro, sobre una eventual medida de embargo sobre el petróleo venezolano sugerida por el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson.

“Esa sería una medida ilegal, a la luz del derecho internacional. Es una medida inconveniente, a la luz de los intereses de los Estados Unidos y de Venezuela. Y es una medida que no deberían tomar. Sería unos de los errores más grandes en política internacional que cometería el gobierno de Donald Trump; le costaría su carrera política. Yo no sé si tendrá un asesor que le abra la luz del entendimiento”, indicó el Jefe de Estado.

Asimismo, el presidente Maduro aseguró que el plan de renegociación de los compromisos externos de Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) “va impecable. Va mejor de lo que yo esperaba y aspiraba, lo cual indica que fue una decisión correcta. Todos los inversionistas están en comunicación con el gobierno, con PDVSA. Estoy seguro que este proceso va a tomar cada día que pase un rumbo correcto. Venezuela es un país responsable de todos sus compromisos internacionales.

En este sentido, el presidente Maduro advirtió que Venezuela está siendo objeto de una cruenta persecución económica internacional y “está siendo sometida a un acoso implacable por culpa de las gestiones del diputado de derecha Julio Borges ante Washington y Bruselas. No hay cuenta en dólares que no se persiga para congelarlas y bloquearlas. Hasta las de empresarios privados”.

El Primer Mandatario Nacional también se refirió a las causas de la merma coyuntural de la producción de crudo venezolano. Se trata de “un proceso de desinversión lamentable; producto de decisiones equivocadas que se tomaron en PDVSA, y que crearon una camisa de fuerza para la inversión necesaria. Un proceso planificado para dejar sin recursos al país”, afirmó.

Sin embargo, el Presidente Maduro destacó que gracias a las acciones emprendidas se ha recuperado la producción petrolera en 250 mil barriles diarios (MBD). “He creado condiciones nuevas para que fluya la inversión de sectores privados nacionales e internacionales y con créditos que estamos teniendo en el exterior para aumentar la producción petrolera”, informó. (NP)

Anuncios