Barcelona.- Desde que nació Jermarys Planez sufre de deformaciones que le impiden mover sus manos y piernas, debido a su situación decidió enviar una carta al gobernador Antonio Barreto Sira, para solicitarle una silla de rueda nueva, y en un lapso de una semana el Gobierno regional le hizo entrega de su dispositivo de movimiento.

(Foto: Cortesía)

“Jermalys es Anzoátegui. Y, al ayudarle estamos moviéndonos hacia ese objetivo de una gestión humana, que atienda y le responda a la gente con compromiso y rapidez”, aseveró el mandatario regional.

Barreto Sira a través de la Dirección de Misiones Sociales y la Dirección de Educación comisionó a los representantes de estos entes a materializar el donativo a la niña de 12 años.

Dentro del Plan Anzoátegui en Movimiento, orientado en la atención social y los valores humanos, se impulsa una inversión más allá del concreto para extenderle “ayuda a aquellos anzoatiguenses que en verdad la necesitan”.

(Foto: Cortesía)

La directora de educación del gobierno regional, Daría Marchel, informó que luego de una inspección que se realizó a la Unidad Educativa Dr. Rafael Fernández Padilla, se recibió la petición por parte de Planez y, dando cumplimiento al apoyo social de Anzoátegui en Movimiento de continuar brindando su mano amiga a las personas más necesitadas, se le dio respuesta inmediata a la escolar.

“Estamos dando el apoyo a Jermarys, una niña que tiene talento a pesar de su deficiencia motora, hoy estamos dando una solución para contribuir a mejorar la calidad de vida de la estudiante”, detalló.

Jermarys Planez, quien es estudiante de quinto grado y vive en la población de El Rincón en el municipio Sotillo, rememoró como escribía con su boca para redactar la carta y solicitar ayuda al gobernador.

“Con la ayuda de mi abuela siempre solicité que me ayudaran con una silla de rueda, pero ya estaba desanimada porque no recibía respuesta alguna, estoy sorprendida y agradecida con la ayuda por parte del gobernador Antonio Barreto Sira”, enfatizó.

Por su parte, Xiomara Planez abuela de la niña, comentó que la joven, tiene deseos de aprender, estudiar, a pesar de su discapacidad trata de colaborar en la casa. “Hace cosas que uno cree que no puede, quiere hacer todo y ha logrado muchas cosas es muy inteligente, es una bendición”.

Sin límites

Jermarys quien es la segunda de tres hermanos vive en un humilde hogar con su abuela, quien desde hace algunos años los cuida porque su mamá falleció, allí cuenta con el apoyo de sus hermanos y sobre todo del mayor que la lleva diariamente hasta la escuela.

La joven recuerda como aprendió a escribir, su madre le dejó esa gran enseñanza antes de partir. Quiere seguir preparándose, llegar a ser maestra, aunque entre risas confesó que no le tiene mucha paciencia a los niños, pero es la primera opción que quiere tomar. (NP)

Anuncios