“Homologamos los salarios del sector salud y educación”, así lo anunció el gobernador de Anzoátegui, Antonio Barreto Sira, mientras aseveraba que con ello se demuestra que su gestión está centrada en la dignificación de los anzoatiguenses.

Con esta iniciativa -aseveró el mandatario-  se salda un compromiso laboral y moral con los representantes del sector salud y educación que prestan sus servicios en el estado y se consolida los esfuerzos en aras de fomentar un cambio positivo para la región.

Explicó que se invertirán 86.980.080.883 bolívares en el sector salud y 37.636.662.398 bolívares en el área de educación, con el propósito de nivelar los ingresos de estos profesionales con sus colegas dependientes del Gobierno nacional.

Subrayó que los recursos provienen del Gobierno nacional. Luego de un periplo que realizó el mandatario por los ministerios y la Vicepresidencia de la República se obtuvo la disponibilidad para la cancelación de las homologaciones de docentes y al sector salud.

Agregó que desde ya están en movimiento para continuar las acciones para incluir a otros sectores en este proceso de sincerar salarios de los trabajadores regionales. “Vamos por la homologación de los jubilados y demás funcionarios en diversas dependencias del estado”.

“Cuando llegamos al gobierno, detectamos en nuestra ardua tarea de análisis que un médico de la región que trabaja en el mismo quirófano de uno dependiente del Gobierno central obtenía un salario inferior, y así ocurría con los docentes, y nosotros no podíamos tolerar esta injusticia y aquí y ahora le estamos poniendo fin”, ahondó.

Barreto Sira manifestó que los montos de homologación equivalen a un 102% de incremento en el sector salud y un 140% en el ámbito educativo.

Resaltó que en su gestión el desarrollo humano y la protección social serán una marca constante, y agregó que más allá de las obras de concreto le dará prioridad a la inversión social y al desarrollo integral de los anzoatiguenses.

El gobernador informó que con la homologación de beneficiarán a dos mil 871 profesionales de la salud y a tres mil 564 profesionales de la enseñanzas, los cuales no solo se emparejaron en ingresos netos con sus colegas adscritos al Gobierno nacional, sino que gracias a otros beneficios tendrán un sueldo integral superior a éstos.

El jefe regional fue enfático en precisar que desde la Gobernación se seguirá trabajando con el fin de contribuir al mejoramiento continuo de la calidad de vida de los anzoatiguenses.

“Sabemos que el incremento de sueldo homologado no cierra la brecha entre los ingresos y la inflación, sin embargo desde nuestro papel de gobernador seguiremos actuando y tratando de incidir de forma positiva para el beneficio del pueblo a través de aquellos que le sirven”.

Barreto Sira agradeció a los médicos que día a día trabajan incansablemente, y sin las herramientas adecuadas para salvar vidas. Y,  a los docentes que moldean a aquellos niños que se convertirán en los ciudadanos del mañana.

Deuda moral

Antonio Barreto Sira indicó que la diferencia entre los tabuladores de los docentes y médicos regionales con sus pares nacionales se remonta al 2002, lo que calificó como una demostración de la falta de voluntad política existente en otras administraciones.

“Con compromiso y firmeza, no lo dudamos ni un instante y acudimos a los ministerios y hasta la Vicepresidencia de la República, y explicamos los detalles de la injusticia que existía, y así logramos saldar la deuda que persistía por más 15 años con los maestros y galenos”.

Afirmó que desde su Gobierno se está  en movimiento en aras de promover diversas iniciativas que buscan dignificar a los anzoatiguenses y darle soluciones a sus problemas.

La justicia social -añadió- que defendemos es la homologación de salarios, sincerar de deudas morales, impulso del programa Mercadito Pa’ Toitos, para llevarle alimentos de calidad y bajos precios al pueblo, la rehabilitación de los comedores populares y más.

Nota de Prensa

Anuncios