A juicio del diputado a la Asamblea Nacional (AN), Chaim Bucarán, la reciente inhabilitación por los próximos 15 años del Presidente Encargado Juan Guaidó evidencia una vez más la desesperación y el nerviosismo de un régimen dictatorial que gasta sus últimos cartuchos para mantenerse a toda costa en el poder, violentando a su antojo el Estado de Derecho y los preceptos establecidos en la Constitución de la República.

Leyes en mano, Bucarán aseveró que la prohibición para postularse a cualquier cargo de elección popular dictada en contra de Guaidó por el contralor Elvis Amoroso carece de toda validez al tratarse de un funcionario nombrado a dedo desde la Asamblea Constituyente, la que al igual que Nicolás Maduro viene usurpando las funciones legítimas del Parlamento Venezolano con la única tarea de justificar los crímenes de lesa humanidad cometidos por esta dictadura roja disfrazada de revolución socialista.

“Dicha inhabilitación es improcedente desde todo punto de vista pues no existen pruebas que determinen la ilegalidad de las acciones emprendidas por nuestro Presidente Encargado para acabar definitivamente con la tiranía de Nicolás Maduro, quien recurre de nuevo a los lacayos que mantienen secuestrados buena parte de los poderos públicos a fin de justificar la usurpación que viene cometiendo desde el 20 de mayo del 2018 a causa de unas elecciones completamente viciadas”.

El asambleista refirió además que el régimen madurista vulnera las leyes redactadas por el propio oficialismo cuando decidió desconocer descaradamente a la AN y eligió una “especie de parlamento paralelo parcializado con esta dictadura comunista y que junto al Tribunal Supremo de Justicia, el Consejo Nacional Electoral y la Fiscalía General de la República entre otras instituciones, actúan siguiendo los lineamientos de un dictador al cual ya le queda muy poco tiempo como inquilino de Miraflores”.

“Es preciso que el pueblo de Venezuela no caiga en esta nueva trampa propiciada por el usurpador para generar más violencia, pues no existen elementos legales que justifiquen ante la Justicia dicha inhabilitación, la cual fue dictada por un organismo cuyo máximo representante no cuenta con el aval de la AN y ante esto no hay modo alguno de limitar el trabajo que viene haciendo Guaidó en aras de lograr la plena reconstrucción del país”, mencionó Bucarán.

Nota de Prensa

Anuncios