Un equipo de la compañía Pepco cortó este miércoles la electricidad a la embajada de Venezuela en Washington, tomada desde hace semanas por activistas que buscan impedir la entrada de la delegación de Juan Guaidó, reconocido por Estados Unidos como presidente del país petrolero.

Un equipo de la compañía eléctrica abrió una tapa de alcantarilla para cortar la electricidad al recinto, un edificio de cuatro plantas ubicado en el elegante barrio de Georgetown, informaron activistas y miembros de la delegación de Guaidó.

Un grupo de activistas de varias organizaciones que se agruparon la plataforma Colectivo para la Protección de la Embajada (Embassy Protection Collective) vive en la sede diplomática, con la anuencia del gobierno de Nicolás Maduro.

«Las autoridades acaban de cortar ilegalmente nuestra electricidad, esperábamos esto, estamos preparados», dijo en un video publicado en internet el activista Kevin Zeese, de la organización Popular Resistance, uno de los grupos que conforman el Colectivo.

Carlos Vecchio, el representante de Guaidó en Estados Unidos, reconocido por Washington como embajador, dijo que decidió darles a los «invasores» de su Embajada «un poco de la experiencia de vivir en Venezuela bajo el socialismo fracasado», en referencia a los apagones que azotan el país.

«A partir de este momento no tendrán energía eléctrica. Próximo paso: su salida», dijo en Twitter.

PanaNoticias / Primicia

Anuncios